Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

sábado, 15 de junio de 2013

El antes y el después de una poda de limpieza !!


Esto es lo que les ocurre a muchos rosales con la 
lluvia y las bajas temperaturas.


Además de pudrirse sus flores, las ramas se
tumban por el peso de los capullos mojados,
tomando un aspecto de lo más deslucido.


Con unas tijeras de podar y un poco de paciencia
conseguimos hacerles una lavado de cara.
 Esta poda, además de embellecerlos
les dará vigor para provocar una segunda floración,
para ello cortamos cada flor marchita por encima 
de la primera hoja de cinco flolíolos que nos encontremos
(contando a partir de la flor).


Este rosal bicolor es muy  florífero!


2 comentarios:

  1. Cómo, aún pareciendo que no hay remedio, con un poco de ayuda vuelven a aparecer... preciosas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que una buena poda ayudará a una segunda floración ¡qué pena que se hayan marchitado por las lluvias y el frío!
    Un besito, Margó.

    ResponderEliminar