Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

miércoles, 18 de mayo de 2011

Cyperus papyrus

Los egipcios fueron los primeros en grabar sus manuscritos en lo más parecido al papel de nuestros días. Los primeros soportes manuscritos, tomaron su nombre de esta planta, Cyperus papyrus, que no es otra que el propio Papiro, que crece de forma natural a orillas del río Nilo.
Va muy bien en estanques porque su hábitat natural es el agua. En nuestro jardín no hay estanque así que la he puesto al lado de un abrevadero de los pájaros, para así regarla siempre que lo lleno, que es bastante amenudo..

Me gustan las plantas que nos cuentas cosas.

6 comentarios:

  1. Yo tengo uno muy grande y la verdad es que es agradecido, sobre todo cuando no le falta agua. Son muy bonitos!!!

    ResponderEliminar
  2. como tú, me encantan! Puse una cada año en la cuenca. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Qué bien Dori, intentaré que no pase sed. Tiene un verde muy bonito.

    ResponderEliminar
  4. Son muy bonitos Louli, aunque este es todavía muy pequeño.

    un beso.

    ResponderEliminar
  5. Es una de esas plantas que siempre me ha llamado la atención, pero nunca le acabo de encontrar el lugar apropiado.
    Mi estanque se queda pequeño y he acabado por pasar algunas plaustres a maceta...

    Totalmente deacuerdo! Creo que un jardín se llena de recuerdos, de historias... cada planta tiene "algo".

    ResponderEliminar
  6. Es la esencia del jardín, verdad Yolanda? Casi todas las plantas guardan la suya. Una porque alguien especial te la regaló, otra porque cogiste una cañina no sé donde, otra porque es interesante por algo, y otras son el vivo recuerdo de tantas cosas. Creo que podría empezar por la primera y terminar por la última y de todas sabría la historia que nos unió. Es el verdadera valor del jardín.
    Gracias por recordármelo.

    ResponderEliminar