.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

sábado, 2 de junio de 2012

Un paseo bajo la lluvia !!


Me gusta coger el paraguas y recorrer
el jardín bajo la lluvia, la tierra mojada
desprende un olor especial.
El cielo completamente gris exagera los verdes
y apaga los colores llamativos justo hasta donde
son más naturales, 
Los aromas llegan limpios
y todo es frescura.


Este rosal arbustivo empieza estos días a abrir sus
capullos bicolores.



A la izquierda Alliums sphaerocephalum
finos y erectos como pequeñas flechas
que en apenas unos días abrirán completarmente
sus flores, el Serpol, Thymus serpyllum 
parece un manto en plena floración, y la Mejorana
Origanun majorana, que coincidirá abriendo
sus flores  con las Lavandas de detrás. En medio de todo
los siempre encantadores Erigeroms de pequeñas 
florecillas blancas y rosas.



El Arce palmatum "Deshojo" termina de
reverdecer, para pasar al rojo otra vez en otoño.



No puede evitar pensar en unas enormes
zarpas con los brotes tiernos del abeto Douglas,



Otro Rosal arbustivo cuyo nombre
desconozco florece por primera en el jardín.


Espigas de una Salvia sylvestris,
que pronto se poblarán de flores. 


Fresias tardías se mezclan con la
Menta suaveolens variegata, las dos
ricas en colorido y aroma.


Pero la gran sorpresa del día fue descubrir
las maravillosas rosas del trepador "Jean Guichard"
hace días que sus capullos pululan entre la vegetación
de las anémonas.
 Es sorprendente cuando de capullos diminutos, 
de unos dos cm surgen flores de aprox. ocho.
Me cuesta creer como  algo tan pequeño
 despliega tal volumen de pétalos.



 Este es el tercero de los rosales plantados 
a raiz desnuda en diciembre, y el único que
elegí yo dejándome cautivar por la ficha del
catálogo, así que ahora puedo decir que fué un
acierto y que incluso más guapo de lo
que esperaba.

El Jean Gichard, encierra también una historia
bajo su nombre, su creador le puso a este rosal
el nombre de un famoso fotógrafo francés, 
que dedicó su vida a fotografiar tempestades
y faros.

Para los que como yo
no lo conozcais  aquí queda una pequeña reseña
por si os apetece indagar. 
Si es que eso de tirar del hilo....