Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

domingo, 12 de junio de 2011

Otros Jardines. Viveros Latour-Marliac. Un vivero muy especial.

Ir a visitar Jardines es para mi una nueva manera de viajar. Ellos son la referencia principal, pero descubrir los lugares que los albergan y las historias que cada uno esconde es un aliciente más que ofrecen esos "pequeños" paraisos, cada uno con su hermosa y diferente personalidad, directamente ligada al alma de su creador.
Desenvolvamos uno de esos regalos........... Latour-Marliac.


Esta vez me dirigí a la Dordoña francesa, pero hice antes una parada en el pueblo de Temple-sur-Lot, en el departamento vecino del sur, Lot et Garonne para visitar este vivero tan especial.
Josep Bory Latour Marliac, fué un apasionado de los Nenúfares y creó este vivero en el año 1875, después de obtener por hibridación los primeros Nenúfares rústicos de colores, lo hizo cruzando el Nymphaea alba, el nenufar blanco, el único color existente en Europa hasta entonces con otros llegados de diferentes partes del mundo.





Consiguió crear toda una paleta de color, la cual llevaría a la exposición Universal que se celebró en París en 1889. Los Nenúfares de colores de Latour- Marliac, fueron colocados en un jardín de agua en el Trocadero, al mismo tiempo que la Torre Eiffel. Su colección causó sensación y se llevó el primer premio de su categoría. Pero esa no es la Historia que más me cautivó......




Uno de los maravillados por tan hermosas flores, fué Claude Monet, quien se enamoró de inmediato y tras comprar la finca de Giverny, creó allí sus Jardines de agua, tras sucesivas comandas a Latour.




Los Nenúfares creados y enviados por Latour, son los mismos nenúfares que pintó Monet, los primeros nenúfares de colores.. la colección "Les Nymphéas" que se contemplan hoy en día en el Museo de la Orangerie de París.




No es una historia de lo más hermosa...?





Es una gozada pasear por el vivero, y también por los jardines de la finca, donde hay una representación del puente de Giverny y también un pequeño museo donde se pueden ver las comandas realizadas por Monet entre otras muchas cosas....





Los recipientes de barro no son para plantar si no para trabajar con los nenúfares en su cultivo, multiplicación y mantenimiento.




Ahora el vivero está en manos de nietos de Joseph Latour y mantiene la esencia de lo que fué en sus principios.
Algunos Nenúfares como éstos, tropicales, tienen que estar en invernadero manteniendo su temperatura adecuada.




Al marcharme vi que un jardinero limpiaba una zona de bambús, y como me dió la impresión de que los iba a destruir entre otros rastrojos le dije si me regalaba uno, y así fué, así que salí de allí con la bici y el bambú, cual dama medieval bien pertrechada y con una sonrisa de oreja a oreja!!


Antes de sumergirse de lleno en el mundo de los Nenúfares, Josep Latour se dedicaba al cultivo de Bambú.

Espero que os haya gustado la historia . No conozco los Jardines de Giverny aunque si que eran un objetivo pendiente. Ahora mucho más!!

7 comentarios:

  1. Precioso reportaje,la foto dela rana y el nenúfar es sencillamente preciosa.Enhorabuena y gracias por mostrarnos esas maravillas.
    Un saluduuuu.

    ResponderEliminar
  2. Que chulooo!!!!! El vivero, la historia, el regalo, etc....
    Yo estuve en los jardines de Giverny hace ahora más de 20 años!!!!! Y todavia lo recuerdo!!!!Buscaré las fotos!
    Me gusto la entrada, es cierto que viajar de forma temática es muy agradable ....El año proximo quiero ir a Francia para el fin de semana de las visitas a jardines...a ver si no se me pasa como este año!!!!!
    Sylvia (paseandoporuntrocitodelparaiso)

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita entrada y esplendidas fotos, Margó.
    Toda una vivencia esta visita al vivéro.


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué magnífico post! Ha sido estupendo ver este singular jardín, los nenúfares y la historia que nos cuentas.
    ¡Y qué contenta con tu bambú!
    Visitar estos espacios es un auténtico placer, descubrir, observar y aprender. Gracias por mostrarlo, me ha encantado.

    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  5. Xurde tu hubieras hecho fotos tremendas, porque ranas había pa dar y tomar, pero se escondían cuando te acerdabas claro!!
    Me presta que te guste!
    un abrazo.

    Qué suerte Sylvia de haber disfrutado de Giverny, debe ser una maravilla. Espero conocerlos algún día. El fin de semana de los Jardines es interesante porque abren algunos que no lo hacen el resto del año y porque hay adtividades, pero supongo que sabrás que en cualquier momento de mayo a septiembre tienes a tu disposición Jardines pa dar y tomar a cual más precioso. Yo de hecho me enteré allí que era el fin de semana del 4 y 5, elegí la fecha por otras razones pero fué un acierto.
    Gracias por pasar y un beso.

    Total Erna! fué genial, son sitios tan llenos de erergía y que han sido creados con tanto amor y pasión que no pueden nunca dejarte impasible.

    Encantador Montse, y lo del bambú genial, me presta mucho tener en el jardín cosas que cuenten historias, y pensar que ese bambú nació y creció allí pues para mi es un regalo.


    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito !!
    La verdad, aunque los cuencos sean para trabajar me parece una imagen preciosa, todos distribuidos alrededor.
    Y que suerte poder guardar un recuerdo de allí!!

    ResponderEliminar
  7. Si, hay paisajes realmente preciosos y esos cuencos lo son.. además hay fotos parecidas de hace casi 150 años, con el mismo telón de fondo ya que la casa se mantiene, al menos por fuera, igualita!
    Espero hacer algo guapo con el bambú, me gustaría una fuente, ya veremos...
    un beso Yolanda.

    ResponderEliminar