Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

viernes, 16 de enero de 2015

Las dos caras de una misma moneda.


New Dawn, Leonardo da Vinci y André le Nôtre







Viendo estas fotos cualquiera puede pensar
que pertenecen a estaciones diferentes......

pero no, más bien son momentos y comportamientos
bien diferentes de una misma estación.

Los rosales  se afanan en florecer y perpetuarse
con el desgaste que conlleva ese
esfuerzo.....

Mientras, los árboles  en su elección se aletargan,
 descansan y comienzan un sueño que les
permitirá vivir con un mínimo esfuerzo 

como un corazón que late 
con pocas pulsaciones..






Con ojos vigilantes.... elegirán el momento
de desperezarse y emplear la enegía ahorrada
en una buena causa.. "el milagro de la primavera"



8 comentarios:

  1. Tu reflexión de hoy sobre las plantas me ha gustado mucho pues expresa sin hacerlo explícito, lo parecidos que somos todos los seres vivos de uno u otro reino. También estamos personas de uno y otro tipo, las que queremos darlo todo seguido a costa a veces de nuestra salud y las que son más comedidas y saben dosificar el esfuerzo. Perdona que me alargue con el comentario pero te doy las gracias por ayudarme a reflexionar sobre mi misma. Un beso muy grande y enhorabuena por las fotos tan preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ruqui, a mi me pasa lo mismo, me es imposible no llevarlo a otro terreno, el nuestro el de los seres humanos, somos demasiado parecidos o más bien formamos parte de los mismo.. Yo creo que soy más bien como los rosales... no se muy bien administrarme y vivo bastante el momento para bien y para mal, la sabiduría de los grandes árboles.. es algo que debe de llevar mucho mucho tiempo.. jajaja pero de lo que no hay duda es que somos NATURALEZA.
      y muchas gracias por tu comentario..y tu reflexión, nunca son largos y siempre son muy bien recibidos..así que tranqui,
      un abrazo enorme

      Eliminar
  2. Pues yo os doy las gracias a las dos. A margó por esas fotos tan sugerentes y a ti, Ruqui, por la reflexión. Es un lujo formar parte de una comunidad de personas sensible que aman y piensan en la naturaleza en todas sus facetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti Monica es una suerte disfrutar de lo que tenemos cerca y ser conscientes de ello, yo personalmente no puedo dejar de pensar lo afortunada que soy de vivir en plena naturaleza.
      un abrazo grande!!!

      Eliminar
  3. Preciosa entrada y lo cierto es que el "milagro" habéis sido tú y Ruqui, porque habéis definido esa conexión que existe entre nosotros y la naturaleza. Formamos parte de ella, aunque a veces parece que somos los reyes y padecemos los síntomas de las estaciones, las penalidades en épocas de adversidad y el consumo de recursos, con la diferencia de que las plantas lo hacen bien y los seres humanos no tanto.
    Tal vez algún día aprendamos a sincronizar con la naturaleza.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar