Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

lunes, 11 de abril de 2011

Taller de Plantas útiles en la Granja Escuela Cando, Corullón, El Bierzo.

En el centro-oeste del Bierzo, en las laderas soleadas del hermoso y fértil pueblo de Corullón, cuelga al lado del Castillo, la Granja Escuela Cando. Allí nos dirigimos el sábado, con intención de hacer el Taller de plantas útiles y aprovechar para ver a los amigos que tenemos por aquellas tierras.
A las 10 de la mañana, en la Granja Escuela nos recibieron, Ricardo su artífice y amigo, viticultor que adora lo que hace y la tierra en la que se instaló para ello, creando en la zona una nueva Bodega, "Descendientes de J. Palacios" y Lola, la persona que se encargaría de impartir el taller.

Empezamos con un desayuno rico rico, a base de infusiones, dulces, mermeladas caseras y ricas frutas escarchadas. Asi da gusto!
Todo estaba ya listo para lo que sería para muchos de los que asistimos, un día inolvidable.

En el aula, Lola supo transmitirnos de manera fàcil y sencilla, la utilidad de muchas plantas silvestres, enseñándonos a identificarlas o cuando y cómo recogerlas, así como sus propiedades, muchas de ellas medicinales, otras con usos insecticidas, hortícolas.. o simplemente para llevárselas a la cocina.

Después de una larga charla.. salimos al campo, a ver in situ muchas de ellas.

No hizo falta moverse demasiado. Fué increible, como a cada paso Lola se paraba y encontraba pequeños tesoros, a los lados del camino...


Lola nos contó cosas curiosas como algunas historias que esconden ciertas plantas... cómo una reina quedó cautivada por el delicado aroma del Cuajaleches, Galium verum, e hizo que le llevaran a palacio, carros de esta hierba con olor a miel, para hacerse un colchón y poder disfrutarla no sólo durante su estancia en el campo...o como por esa zona a la Melisa, Melissa officinalis, la llaman "abelleira" porque atrae a las abejas y frotan con ella las colmenas...
Encontramos.. infinidad de plantas útiles, la Valeriana salió a nuestro paso de las primeras.... además de sus propiedades terapeúticas... Ricardo, la usa como activador de compost, para las viñas... después de un proceso de fermentación con zumo de uva...

O la Pimpinela, cuyas hojas se comen en ensalada, sopas y cremas y sus pequeños brotes macerados previamente con agua, sal y azúcar.....
Me encantó conocer a Lola y poder disfrutar con ella. Es un pozo sin fondo de sabiduría...

Nos contó también que la Picagallina, como se conoce a esta aparentemente delicada planta, además de comerse en ensalada.. es un buen indicador de las condiciones ambientales y del suelo. Allí donde crece hay un perfecto equilibrio, nada sobra... y nada falta!! La misma sensación que da al estar en el Bierzo!

Como su nombre común indica, esta plantina, era utilizada antaño para cuajar la leche, pero estando cerca de ella destaca su intenso y delicado olor a miel, que te hace respirar hondo una y otra vez.

Las sencillas flores del Pentaglotis... son una maravilla. Esta planta de la familia de las borrajas, también puede comerse, pero Lola nos advirtió que es más dura y talluda que su prima la Borraja, por otro lado tiene la cualidad de bajar el colesterol, usada como todas las medicinales, debidamente.
Volvimos al aula, y jugamos a identificar las plantas.... estuvo muy bien..!!

Al medio día hicimos una paradita para comer...de lo que cada uno de los asistentes habíamos llevado. Estaba todo tremendo!! También hubo tiempo pa una siestina debajo del peral!!
En el campo habíamos cogido montones de plantas útiles, que clasificamos y colgamos como es debido en su sitio aireado y fresco, para ver como cambia su volumen y las dosis para su utilización, una vez que estén secas. (Eso se verá én el próximo taller, en mayo)
El día dió para mucho, porque Lola no perdió ni un segundo del preciado tiempo.

Nos enseñó como elaborar una crema de Caléndula, Calendula officinalis, muy útil en las afecciones de la piel de tipo escamoso, como las dermatitis atópicas, soriasis, ezcemas...

Para ello lo primero separamos los pétalos de las flores, que es lo que se utiliza en este caso.
Luego, se machacan bien en un mortero, previamente desinfectado con alcohol de 90º. Cuando empiezan a apelmazarse, se va añadiendo manteca de cerdo y se continua machacando y mezclando...y así hasta obtener una crema homogénea, que meteremos en frasquitos de boca ancha, a poder ser pequeños y se guarda en un sitio muy fresco o en nevera, listos para ser utilizados.
También nos enseñó a hacer una melaza de Romero, Rosmarinus officinalis. Para su elaboración basta coger las diminutas flores, en cantidad, y mezclarlas con azúcar de caña integral, machacando igualmente en el mortero todo junto.
Después se guarda en un tarro de cristal de boca ancha en un sitio cálido y claro
como puede ser la cocina. Puede estar también al sol. Su aspecto va cambiando pasando a ser más líquido con los días. Si se quiere en el primer mes, se puede seguir añadiendo romero. Se deja unos dos meses antes de consumirlo. Esta melaza sube la tensión y mejora los catarros. Podemos añadir si queremos tomillo y orégano.

Se puede utilizar simplemente como edulcorante en infusiones.




........................Todo eso y mucho más fué lo que "se coció" en la Escuela. Aprendimos como utilizar ciertas plantas en caso de urgencias en la naturaleza, jugamos a identificar aromas con los ojos cerrados, Lola nos dió recetas de mermelada de calabaza y de como hacer las naranjas y limones escarchados....

A las nueve más o menos cenamos...y como en la comida degustamos ricos vinos y zumos de uva, de la bodega de Ricardo. Un placer! Un "cesteiro" del pueblo vino y se puso a hacer un cesto de blima, charlamos, nos reimos.... y cuando creimos que aquello llegaba a su fin..... nos sentamos en círculo a escuchar a Lola, y a todo aquel que tuviera algo que decir, historias sobre el "Filandón", cuando hombres y mujeres, (más hombres, que mujeres) se reunían en una casa del pueblo frente a la lumbre y conversaban mientras realizaban alguna tarea... o cantaban..... bueno ... y más aún. Un día perfecto que terminó pasadas las 11 de la noche, y para el que tenga curisidad........( ya que todo el mundo puede asistir a estos talleres y los hay de lo más variopinto e interesantes) por el modiquísimo precio de 20 euros.


Alguien da más?


17 comentarios:

  1. Quelle chance de pouvoir partager une journée comme celle-là!!! Cela fait très envie.

    ResponderEliminar
  2. Es el mejor curso que hemos programado en nuestros dos años de vida como escuela, Lola es increible.
    Y si ademas vienen amigos todavia es mejor, gracias Margot!!

    Titin

    ResponderEliminar
  3. Ay Margó, qué resumen más guapo! Es que me ví allí!! Las fotos preciosísimas, todas!
    Lo poco que yo conocí y escuché a Lola me bastó para dejarme impresionada toda su sabiduría y mucho más, las ganas de saber más e investigar y mejor aún de contar y transmitir. Si además es en Corullón y con Titín y en su filandón que más se puede pedir...
    La próxima no habrá nada que me impida ir!
    Caguenlamar!

    Besazo y gracias por contárnoslo Margó!

    ResponderEliminar
  4. C'est vrai Stéphane! ça a été superbe!Je suis sure que tu aimerais, bien sûr!

    Aujourd'hui j'ai planté des poivrons, des letues.... Demain, les escargots, viendrons prendre leur petit déjeuner, gggeefff!!!

    Bises et bon week-end!

    ResponderEliminar
  5. Fué genial Titín. Todavía tengo el savorín.. y me acuerdo mucho, días como ese no se olvidan. Espero que Lola lo haya disfrutado también, seguro que sí. El remate fué tremendo..me encantó el paseo que nos diste, pero mucho mucho, menuda tierra!!

    Un beso grande y un abrazo a Miletos!!

    ResponderEliminar
  6. Justo Rosina, entran ganas de aprender y saber y no parar jaja. Ahora ya se lo que me querías decir una vez de lo que sientes en el Bierzo. Allí se es feliz jaja el paisaje parece que canta, los viñedos y los frutales juntos, y todo ese verdor, y el agua..ffffffff tremendo y Titín, ...como no te voy a entender, ahora mejor que nunca jajaja.
    Un beso enorme...!!

    ResponderEliminar
  7. Qué estupendo ese taller!!!
    Y qué lástima estar tan lejos, me encantan las silvestres!

    No sabía que las hojas de la Pimpinela podían comerse. Mañana mismo las pongo en la ensalada!!

    Me apunto la receta de la crema de caléndula, seguro que le saco partido.

    ResponderEliminar
  8. Margo, tous les matins je fais la chasse aux escargots...et je les donne aux poules! C'est terrible les escargots!
    Bon courage
    Stéphanie

    ResponderEliminar
  9. Que bien!!!
    Muy interesante, me hubiese gustado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues si Yolanda.. es una pena pero no hay demasiadas adtividades como esa..sin embargo todo el mundo queda encantado con ellas..

    Las hojas de Pimpinela tienen que estar tiernitas y la crema de caléndula no lo dudes, te será útil seguro!
    un beso.

    ResponderEliminar
  11. Ay Stéphane!! je ne sais pas ce que je vais faire! Vraiment j'ai besoin de ton courage!!Merci..

    ResponderEliminar
  12. No lo dudo Erna, seguro que te lo pasarías en grande, y con el paisaje de los alrededores lo mismo, Corullón, es un pueblo lleno pequeños huertos y rodeado de viñedos y cerezos...una maravilla!!
    un beso

    ResponderEliminar
  13. ME alegra que hayan aprendido, las plantas son muy utiles, aunque a veces no se valoren.

    Saludos,

    Postes de madera

    ResponderEliminar
  14. Buena y preciosa lección!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Si Dori, estuvo muy bien y fué muy ameno.
    un saludo.
    Gracias y buena Semana Santa.

    ResponderEliminar
  16. Sorprende tener un jardín tan bonito cerca de casa; me gustaría poder visitarlo.
    Creo que tengo mucho que aprender.

    Ana, Reborio.

    ResponderEliminar