.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Como allanar un terreno inclinado sin demasiado esfuerzo.

Este es un paso que lleva a un pequeño espacio verde y por el que se puede llegar a la huerta. Tiene la misma inclinación que el prao y siempre tuve intención de allanarlo para hacer el camino más cómodo y al mismo tiempo aumentar un poco los macizos que te encuentras a derecha e izquierda y que forman parte de lo que llamo "Jardín Azul".




Es una tarea que se puede realizar siempre, a poder ser evitando los meses de mucho calor. Quizás fuera mejor en primavera pero tampoco pasa nada por hacerlo ahora, ya que lo único que hice fué levantar el "prao", para ello marque cortes longitudinales con el palote, y fui pelando el prao y enroscando las tiras sobre si mismas, para luego quitar tierra de arriba y llevarla hacia abajo dejando el terreno mas o menos a nivel. Después simplemente volví a colocar los royos de "prao" desenroscándolos y pisándolos bien. Con toda seguridad arraigarán perfectamente.

No me hizo falta regar porque el cielo presagiaba bastate agua, y llegó, pero si no fuera así hay que regarlo bien días sucesivos para que prenda nuevamente la hierba. Es esta época es algo que te ahorras hacer.




Éste es el resultado. Con la tierra sobrante rellené el macizo de abajo para que no quedara más bajo que el camino.



Es una manera cómoda y rápida teniendo en cuenta que mi único objetivo es allanar el terreno y que no son muchos metros.


Ahora queda plantar esos nuevos espacios de tierra, pero eso si lo haré en privavera, serán plantas de floración rosa y azul, y espero enseñároslo allá por el mes de mayo, para que veamos juntos el cambio.



Por cierto la Anisodontea, que se ve un poco a la derecha de esta última foto, la arrancó de raíz el viento este fin de semana. Afortunadamente dejó una ramina muy pequeña de unos 20 cm, que espero consiga pasar el invierno que hoy empieza!!