Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

martes, 9 de abril de 2013

Las ramas tortuosas del Prunus Kojo-no-mai

Prunus y Skimia japónica.

Trasplantamos este invierno, el Prunus incisa
"Kojo-no-mai"  porque situado entre dos arbustos
demasiado juntos, le faltaba espacio para desarrollar y lucir como se merece.



Le dimos una ubicación más soleada, que se supone
tolera bien y un poco más de protagonismo ya que antes
estaba un poco escondido.
Es asombrosa la forma de sus ramas que crecen formando ángulos,
 de cuyos vértices nacen las flores.





Como buen prunus, echa primero las flores que las hojas.
Éstas son las primeras de este año. 
 Pequeñas y pendulares nacen en ramilletes, luego aparecen las hojillas 
de un verde claro, que se intensifica y oscurece durante el verano
para terminar con un tono rojizo en otoño, por lo que 
tiene interés en todas las estaciones.

Aunque a nosotros nos gusta que crezca con su
porte natural, este arbolillo de crecimiento lento
tolera bien las podas para darle forma.


2 comentarios:

  1. Me alegro de que vuelvas, Margó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante ese Prunus, Margó!!
    Seguro que fue un acierto trasplantarlo, porque esa estructura tan bonita hay que lucirla!!

    ResponderEliminar