.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

miércoles, 20 de julio de 2011

Mermelada de Ruibarbo.




Tenemos Ruibarbo en la huerta desde la primavera del año pasado. En este tiempo la pequeña planta de entonces, se ha convertido en una mata enorme que este año nos ha brindado ya, su segunda cosecha, con casi ocho kilos que recogí ayer.

Lo que se utiliza de esta verdura, son sus tallos, ya que sus enormes hojas poseen una sustancia perjudicial en grandes cantidades (ácido oxálico)

Para la mermelada he puesto 6oo gr. de azúcar por 1 kg. de Ruibarbo. Después de lavar bien los tallos, los corté en trozos pequeños , los mezclé con el azúcar y lo dejé reposar junto toda una noche, de esta manera el Ruibarbo suelta la enorme cantidad de agua que posee. Después se cuece , primero a fuego algo fuerte y luego lentamente hasta obtener la textura deseada.



Es una mermelada deliciosa y diferente, con un sabor sorprendente, al menos para aquellos que no la conocíamos. Yo me he convertido en una fiel admiradora de esta "verdura-fruta"



Aunque en las recetas que he consultado aconseja pelar los tallos, yo no lo he hecho y ha salido muy fina. Tampoco la he pasado por el pasador, prefiero encontrar pequeños tropiezos.



La variedad que cultivamos es el Ruibarbo "Victoria", de tallos verdes con tintes rojos que deja la mermelada marrón tostado. Me encantaría conseguir otras variedades, de tallo completamente rojo.