Invierno


.....He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la inmensidad de todo lo que existe...........
José Ortega y Gasset

En el verano de 2005 empezamos a construir este jardín, con la intención de crear un espacio lleno de naturaleza donde sentirnos a gusto y compartir con los nuestros.

Este blog nace en 2010 con la misma intención, compartir el jardín y una afición que me apasiona. LLeva el nombre de mi madre porque fué la linda y hermosa flor que lo inspiró y porque siempre la llevo en mi corazón

martes, 25 de mayo de 2010

Fuente la LLoba













Fuente la LLoba es la fusión de dos paisajes en un entorno de ensueño. El pequeño Jardín japonés que sirve de recibidor, nos transporta de inmediato al lejano oriente y el maravilloso telón de fondo de los Picos de Europa,con los picos de Torre Cerredo y Los Cabrones coronando el Macizo Central, nos situa a la vez en un paraje hermoso y entrañable como es el corazón de Asturias.


Hay numerosos pequeños detalles para disfrutar, tanto fuera en el jardín como dentro de la casona asturiana que alberga el Restaurante. El decorado siempre alternando lo Asturiano con lo Japonés es digno de una velada inolvidable eso sin mencionar el menú degustación que es un sinfin de sorpresas de lo más exóticas y deliciosas, servidas por Kei, que junto con Edu, regentan el Restaurante. Los dos son la esencia de este sitio tan especial.

2 comentarios:

  1. Hola!

    Nosotros somos asiduos de este restaurante, siempre que podemos, ya que la cocina es impresionante y, siempre descubrimos algo nuevo!. Además, para completar un fin de semana mágico, nos quedamos alojados en la Casona de aldea Fuentes del Sueve - La Thuya, situada en el mismo pueblo, a 200 metros. Es espectacular tanto en las habitaciones como en los desayunos y las vistas al despertar. Si queréis un fin de semana redondo, os recomiendo ambas opciones!. Os dejo la web. www.casonalathuya.es

    ResponderEliminar
  2. Gracias, quizás algún día hagamos un completo de esos. Estoy segura de que sería una maravilla... desde luego a Fuente la LLoba hay que volver!
    un saludo.

    ResponderEliminar